viernes, mayo 23, 2008

Construcción en Tierra-Cemento - parte 2

MEZCLA Y GRADO DE HUMEDAD


Como ya hemos visto la adición de cemento a la tierra en combinación con el agua resulta una mezcla llamada tierra-cemento, de cuya buena calidad son responsables las proporciones adecuadas tanto de los elementos secos, tierra y cemento, como el elemmento líquido, el agua que es factor primordial para la durabilidad y resistencia de la mezcla resultante o concreto final.
El agua a utilizar como ya lo dijimos anteriormente debe ser lo mas limpia posible, ya que un agua sucia, posee restos orgánicos y químicos como grasas que reaccionan desfavorablemente en el fraguado de la mezcla que da como resultado una mezcla pobre y de muy baja calidad.



La economía es el factor básico en nuestra construcción por ello la preparación de la mezcla deberá estar a ser posible en pie de obra, para ahorrarnos el transporte y tiempo laboral que repercute en las jornadas diarias de pagos por concepto salarial.


Tambien debe aprovecharse los espacios a excavar para ser usados como septicos, sumideros, aljibes u otras instalaciones que puedan ser approvechadas y no dejarlas como posibles fuentes de criaderos de mosquitos en tiempos lluviosos.


Cuando suceda lo contrario, osea que forzosamente hay que trasladar la tierra desde otro sitio, se debe hacer en transportes de grandes cantidades, utilizando como mínimo la carretilla, evitando el acarreo en cuñetes, latas o tobos.



Otro punto importante es escoger el sitio de preparación en suelos duros y libres de basura y materia orgánica.


Según el tipo de trabajo que se vaya a efectuar, el grado de humedad dependerá de dos tipos: húmedo y semi-húmedo.



Para saber el tipo de mezcla correcto en los dos tipos hacemos lo siguiente:


- cuando estemos agregando el agua a la mezcla debemos observar que esta no tenga un aspecto visualmente seca ni muy aguada, debemos a medida que agreguemos agua y batir lo suficiente para que la mezcla se una bien, tomamos una pequeña porción con nuestras manos y hacemos una bola lo mas redonda posible.









-tomamos la bola con nuestro brazo estirado horizontalmente a la altura del hombro y dejamos caer sobre una superficie dura.








Si al caer la bola se ha pulverizado, quiere decir que la mezcla tiene bajo contenido o grado de humedad, osea que está muy seca.








Si por el contrario la bola solo se aplastó sin desbaratarse, quiere decir que es el punto optimo de humedad y puede comenzar a utilizar la mezcla.








.



.

MOLDES PARA BLOQUES Y ADOBONES DE TIERRA CEMENTO

En este punto vamos a hacer énfasis en la creación de adobes en vez de bloques, cuya fabricación requeriría un molde mas complejo y laborioso, el cual además requeriría otros complementos como el empujador, aparte del pisón, revestir la parte interna del molde con latón para su durabilidad y fácil desmolde etc.

En cambio los adobones solo necesitarán de un simple bastidor y un pequeño pisón para comprimir la mezcla en el molde.

Todos sabemos cómo hacer un molde de adobones rectangulares. Aquí se les demostrará otro tipo de adobón mas llamativo que además de cambiar la textura plana de una pared, tiene una utilidad fuera del ornamento que nos ofrece, de arrojar sombra sobre sí misma, la que beneficiaría térmicamente en los ambientes internos y ya veremos porque.


.

MOLDE Y PIEZAS DE ADOBE
Hay infinidad de modelos para adobes, donde solo el límite lo pone la creación humana. el Adobe mas corriente y utilizado en la época colonial fué el rectangular, por la facilidad de su creación (molde) y utilización.
en este capítulo solo a modo de prueba les dejo otro modelo que si bien es fácil también de construir, su utilización da cientos de formas en su disposición, obteniendo así una rica variedad en texturas que hacen menos monótonas visualmente ademas de cumplir funciones climáticas aptas para zonas con altas temperaturas.
A continuación presentamos algunos ejemplos de una sola variación del molde en forma trinagular truncada y diferentes maneras de aparearlas.

MOLDE

video

DISPOSICION 1

video

Con estos adobes se pueden hacer diferentes diseños que además hacer decorativa las paredes en obra limpia, cumple una función termica al arrojar 46% de sombra sobre si misma, lo que permite un incremento en el confort interno de los ambientes al disminuir la carga termica sobre estas y por ende la induccíon al área interna.


DISPOSICION 2


Todo queda a iniciativa del constructor la disposición y distribución de este tipo de adobe, y que ademas da continuidad estructural al doblar en 90º sin necesidad de interrupción

ESQUINAS CONTINUAS


.

sábado, mayo 03, 2008

La Física Rural y su aprovechamiento en la Arquitectura

En esta sección daremos a conocer la inventiva por observación llamada "ensayo y error" que la gente del campo, sin ningún conocimiento teórico a podido poner en funcionamiento las leyes de la física para su provecho y resolver con simples artificios y sin ninguna metodología los problemas en su diaria labor de trabajo, necesidad y bienestar, con solo la observación y el ensayo.
Estos ejemplos que iré introduciendo en varios artículos, han sido recogidos de diversas culturas y pueblos con un solo común denominador. La de no poseer estudios ni medios económicos para adquirir tecnología que facilite trabajo cotidiano.
Es por ello que lo pongo a manos de todos, aprovechando que de alguna u otra forma todos tenemos acceso hoy día a la biblioteca más grande y compleja del mundo como lo es Internet. Así pues espero que estos artículos además de solventar pequeños problemas cotidianos en el acontecer diario, se sorprendan como yo de la capacidad inventiva que tenemos los humanos cuando nos sentimos presionados de alguna u otra manera en resolver un problema, solamente con las manos y unos pocos utensilios. De ello valió salvar tres vidas en 1970 cuando el Apolo 13 quedo sin oxígeno y había que construir un filtro de CO2 para alargar la permanencia en el espacio que los astronautas debían soportar.
.


RECOLECCION DE AGUAS DE LLUVIA
Introducción

El agua de lluvia es un recurso que históricamente no se le ha dado la importancia que se merece debido a la facilidad con que estamos acostumbrados a obtenerla, abriendo simplemente un chorro en nuestras ciudades. Solo la gente mas apartada de los centros poblados, comprenden la necesidad como un factor importante de sus vidas y por ello tiene el mayor cuidado de no desperdiciarla y darle un uso racionalizado a sus necesidades diarias.

Hoy día la modernidad y la creciente población demográfica ha introducido cambios sustanciales en el clima, debido a la continua contaminación de nuestro planeta, donde lugares donde siempre llovía, ahora se están convirtiendo en desiertos y zonas donde las precipitaciones eran escasas, hoy sufren de inundaciones.

Cada día transcurrido se va acrecentando la falta de agua en zonas densamente pobladas, por lo que se hace necesariamente imprescindible la captación de aguas de lluvias, almacenaje y distribución ecuánime a las necesidades cuando se produzcan periodos de sequía en un lapso determinado, que como hemos sabido se ha ido incrementando año tras años con períodos extemporáneos de lluvias copiosas en épocas donde debería mermar las precipitaciones. Pero la tendencia mayor es a la de la sequía prolongada, donde inclusive en pleno siglo XXI se estén muriendo seres humanos por falta de agua bajo la mirada indolente de todos nosotros.

El agua de lluvia pasó a un segundo plano y reservado casi exclusivamente a situaciones muy especiales de asentamientos humanos apartados en los mas remotos rincones de nuestra nación.
Hoy en día, a pesar de disponer de modernos sistemas de canalización y potabilización de agua, ha vuelto a cobrar importancia en los últimos años la recogida de agua de lluvia. La paulatina desertización de la franja norte Venezuela esta empezando a provocar una mayor demanda, sin que se tome conciencia de lo que está pasando. Y eso lo vemos casi a diario por la prensa, la gente reclamando el servicio del preciado líquido que no hemos sido capaces de cuidar.

El incremento de esta demanda está creciendo de forma exponencial y debemos recuperar la costumbre de aprovechar las aguas pluviales.

Es por ello que en este artículo daremos a conocer formas inventivas del ser humano al tema de captación, almacenaje y disposición de las aguas de lluvia para el consumo humano.

El agua de lluvia presenta una serie de características ventajosas que podemos mencionar tres de ellas a continuación:

a.-Es un agua extremadamente limpia en comparación con las otras fuentes de agua dulce disponibles.
b.-Es un recurso esencialmente gratuito e independiente totalmente de las compañías suministradoras habituales.
c.-Precisa de una infraestructura bastante sencilla para su captación, almacenamiento y distribución.


PASOS A SEGUIR PARA UNA CAPTACION DE LLUVIAS EXITOSA

Paso previo a la captación de las aguas de lluvia o pluviales se requiere un mínimo estudio del planteamiento que vamos a hacer. Es importante conocer la pluviometría histórica de la zona y nuestra superficie de captación, para conocer la cantidad de agua que esperamos recolectar por esa vía en un momento dado.

Con ello podemos dimensionar adecuadamente el depósito, bien sea aljibe, cisterna, tanques, etc. que vamos a emplear.

En Venezuela desgraciadamente es difícil obtener estos datos de pluviosidad a pesar de contar con la tecnología existente hoy día y muchas veces hasta se desconoce de los últimos datos pluviométricos, tal como quedó evidenciado en los hechos acaecidos en Diciembre de 1999.

Ahora sabemos que las condiciones climáticas en Venezuela han variado significativamente, además de los periodos eventuales que se salen de todo comportamiento normal cíclico, debemos hacer el ensayo de prueba y error partiendo de los datos obtenidos y ajustarlos al comportamiento anual de las lluvias en la región. Si es posible de llevar aunque sea un registro de los días que llueva y el tiempo de duración, así como la de colocar un envase seco cada vez que se inicie una lluvia (ya explicare mas tarde como se calcula la pluviosidad ruralmente tomada que nos sirva de indicador para futuros cálculos de recolección y almacenamiento del vital líquido) .


Recolección

La forma mas idónea para recoger el agua de lluvia, se encuentra en nuestros techos, el cual debe ser una superficie lo mas lisa posible, con inclinación suficientemente pronunciada la cual facilitara el escurrimiento rápido hacia el sitio de recolección.

Este sistema contendrá canales de recolección a todo lo largo de el área de captación y canalizado por medio de tuberías hacia el filtro primario o primer filtro que desechará los primeros minutos de recolección debido a las impurezas que flotan en el aire y sobre la cubierta o zona de captación, tales como polvo, partículas químicas que flotan en la atmósfera, etc.

Después de este primer filtro y por mecánica simple conducirá el resto de la lluvia al recipiente de recolección o tanque de almacenamiento, para luego ser tratada de posibles bacterias que puedan quedar en su recorrido desde la superficie, quedando apta para el consumo humano en sus diferentes formas.



Filtro Primario

Como sabemos toda superficie expuesta a la intemperie queda sujeta a contaminación en el caso que nos ocupa por excrementos u orina de animales secos y de polvo, el cual por su ubicación en el caso de techos recolectores se hace difícil su lavado, por lo que recurrimos a un pequeño e ingenioso invento llamado filtro primario el cual consiste de una cámara de cerrado que no es otra cosa si no de una pieza de tubería de mayor calibre a los bajantes de aguas que se encuentra por debajo del nivel de entrada del agua al tanque y a la cual se le introduce dentro una pelota plástica que sea un poco mayor del diámetro menor de la tubería, de esas que venden para piñatas o de anime que permita el cierre de los orificios de las conexiones de esta cámara una vez que el recipiente de las primeras aguas esté saturado o llenado, tal como podemos apreciar el dibujo de abajo.

Los primeros minutos de la lluvia, permitirá en cierto modo lavar toda la superficie recolectora de aguas y llevar estas a un recipiente aparte el cual puede ser un tambor o pipote plástico de 80 u 90 litros, sellado y con una llave o dispositivo de descarga en su parte mas baja que permita la purga de las aguas sucias al momento de terminar la lluvia.

Una vez que el tambo o pipote se llena por la ley de vasos comunicantes el nivel del agua subirá por el tubo en el mismo nivel que el agua depositada en nuestro filtro hasta llegar a la conexion o reducción de ésta, haciendo que la pelota introducida en su interior flote hasta tapar el orificio de entrada del agua y se desvíe al tanque receptor de aguas a utilizar por el sistema de conexión utilizado en el esquema que veremos a continuación.


sábado, marzo 29, 2008

Construcción en Tierra-Cemento - parte 1

Antecedentes

Este tema está dedicado a personas y comunidades cuyos conocimientos de construcción son escasos, nulos o en su defecto cometen errores heredados de sus antecesores.


La idea es que cualquier persona sin conocimiento en materia de construcción aprenda los razonamientos básicos para una buena terminación de la obra y por ende pueda construir su vivienda minimizando los riesgos por mantenimiento que comúnmente se encuentran en estructuras de este tipo.

Vamos a comenzar por la preparación del terreno a construir y conocer los elementos que participarán en la elaboración de su producto final.

Estas normas están enfocadas a personas de bajos recursos que no poseen poder adquisitivo suficiente para la obtención de su vivienda, ni esperar por que el gobierno le solucione dicha situación.

En realidad es mas el interés a construir, que el aporte económico a sufragar para la obtención del techo propio y que un pequeño grupo familiar pueda fácilmente construir su anhelada casa, en este caso nos referimos a un componente mínimo de tres personas que con ciertas herramientas de fácil acceso pueden de una manera cónsona ayudar al levantamiento de la edificación.

Comenzaremos con un listado de herramientas indispensables para el trabajo cotidiano y que no necesita tenerlas todas a la vez, también está el recurso de ayuda o pedir prestado a vecinos herramientas que puedan colaborar a tal objetivo.

A saber lo primero que necesitamos es el Jefe de cuadrilla y sus ayudantes

1 Carretilla
1 escalera que puede ser armada en madera, pero tiene que estar bien hecha que resista los embates al trajín que va a desempeñar
1 regadera del tipo de esas que se utiliza en jardines
1 tobo para mezcla, generalmente es ahora muy utilizado los cuñetes de pinturas vacios
1 serrucho
1 cegueta
1 cepillo de madera mediano
1 cepillo de madera grande
1 hoz o machete
1 escuadra que puede ser elaborada perfectamente en madera
1 formón
1 lima
1 hachuela
2 cucharas para mezclas
1 cordel o guaral resistente
1 cinta métrica de por lo menos 5 metros
1 tablón grueso de tres metros aproximado
1 batea de mezcla fina, puede ser de madera
1 nivel
1 cepillo para friso, bien sea de plástico o construido en madera.
1 regla de aparejo, bien sea un tubo rectangular o madero sin curvaturas
1 cedazo grande, que pueda tener la mitad de cuadros de ½ cms y la otra mitad para cernir arena fina
1 empujador y moldes de 10, 15 y 20 cms de ancho para bloques de tierra-cemento (ya indicare como se construye)
1 plomada
1 martillo
3 brochas, pequeña, mediana y grande
1 Berbiquiú con mechas de ½” y ¾” (si tiene la facilidad de conseguir un taladro y hay electricidad, mejor)
1 pico
2 palas
1 chícora
1 pisón pequeño y uno grande

Varios pipotes para agua en caso de ser escasa, pero por lo menos 1 para fácil acceso y luego para ser utilizado para el asfaltado

Por supuesto suficientes clavos de 3” 2” y 1 ½”, así como también tornillos de varilla de ½” con sus tuercas para el empalme de vigas y viguetas de madera.

Como verán son herramientas sencillas y de fácil obtención por medio de adquisición o prestadas.

Los materiales necesarios para construir en la primera fase de la edificación serían los siguientes :

-Cemento en sacos
-Tierra, que es el material más abundante y sin costo alguno y el que más vamos a utilizar
-Agua limpia
-Asfalto solido
-Cal y óxidos en polvo para colorear y preparar pinturas.

Muchas veces vemos a las casas de tierra cemento o bahareque con cierto desagrado y rechazo, comúnmente debido a la mala práctica de este sistema constructivo en la que muchas veces se deja a medio camino y su deterioro se hace evidente en poco tiempo.

En Venezuela existen muchas edificaciones hoy en día bajo este sistema bien elaborado y terminado que llevan una data de vida útil de más de 400 años.

Si observamos con detenimiento las viejas edificaciones de haciendas mantenidas, observamos lo sabroso de este tipo de construcciones, frescas, fuertes, espaciosas y psicológicamente adaptadas a nuestro medio y su entorno.

Pues bien porque no podemos tener una vivienda digna, mucho más que las edificaciones vanguardistas de las ciudades fabricantes de locuras y stress que nosotros nos empeñamos de llamar viviendas modernas y de tecnología, pero fabricantes de enfermedades espirituales y por ende enfermedades físicas, que nos conduce al exterminio como humanos, alejándonos más de ser sociales a pesar de vivir en sociedad.

Pues bien a quienes tienen esa dicha de poder vivir en paz pero necesitados, va esta pequeña contribución de lograr lo mas ansiado por las nuevas parejas que se forman para desarrollar familia y porque no.. A los que no han tenido oportunidad de obtenerlas, bien sea por desconocimiento y por su ingreso económico reducido, que no ve la solución a sus ilusiones, en una época donde el materialismo es quien dicta la norma. Pues bien! pongámonos en marcha y comencemos desde ya a fabricar nuestro oasis. Todo lo que falta y es lo más importante es la VOLUNTAD!....

Comencemos:
1.- Preparación y conocimiento de nuestro suelo y tierra
Por lo regular siempre aprendemos que la dureza es símbolo de resistencia y por ende mientras más cemento tenga una edificación, más resistente será…obvio!.....ERROR!

Pongamos este simple ejemplo… construyamos un cubo de 10 cms con concreto bien fuerte y pongámoslo al lado de una pelota pequeña de goma… de esas que en mi época costaban un real en la bodegas o pulperías de los pueblos. Pasémosle por encima una aplanadora de esas que se usan para asfaltar las calles y díganme que pasa. El cubo de concreto quedo hecho polvo mientras que la pelota solo se deformó y volvió a su postura original, quedando intacta.

Que nos demostró esto, no es que vayamos a construir casas de goma, pero si saber utilizar bien los materiales para tener una construcción solida, resistente y económica, utilizando los materiales en su perfecta combinación, lo que nos reflejará un uso adecuado sobre todo cuando utilizamos el cemento, que es nuestro material más caro a utilizar.

Es por ello que el primer paso es conocer nuestra tierra, para ver qué grado de combinación con el cemento nos resulta. Para ello empleamos el método de dosificación, explicadas en uno de los temas de este blog.

Preparación de la Tierra

Cernido

Una vez ya conocida nuestra dosificación para la construcción de los elementos constructivos, pasamos ahora a la Preparación de la Tierra.

Debido a que la tierra posee composición de naturaleza diversa bien llamadas impurezas en el campo de la construcción que no son deseados en la preparación de la mezcla, esta debe seleccionarse por excavación por debajo de la llamada capa vegetal o de residuos vegetales y otros agentes contaminantes, producto de material de desecho, por lo que es aconsejable utilizar tierra de una profundidad de por lo menos 20 cms. Por debajo de la superficie.

Si los componentes de la tierra tiene demasiada arcilla y muy poca arena, o se debe buscar zonas con agregados de este tipo o bien añadirle arena pura a la tierra, esta debe estar limpia de residuos orgánicos y otros ajentes contaminantes y volver hacer la prueba de dosificación. Una vez obtenida la tierra deseada, esta debe ser apilada en pequeños montículos juntos, bien revuelta, a fin de que sea una mezcla homogéneamente visible al ojo (sin vetas de colores).

No debe tener terrones, estos deben pulverizarse y secar si la tierra está muy humeda. Una vez ya seleccionada se debe pasar por el tamiz grueso de 8 a 10 mm de malla, a fin de eliminar pequeños terrones y piedras grandes, asi como otros objetos extraños a la mezcla, garantizando con esto que el cemento no penetre entre los terrones o piedras creando puntos débiles que puedan afectar la consistencia de los elementos constructivos.

Para el caso de pisos de concreto se puede aceptar piedras de 4 cms. No terrones de tierra. En terrenos con muchos terrones duros imposible de pulverizar golpeándolos, se debe humedecer a fin de que el agua debilite el compactamiento y pueda ser pulverizado mas fácilmente. En algunos casos este humedecimiento puede durar varios días.

Tierras hay, muy arenosas que no necesitan o requieren el cernido; otras en cambio, por su alto contenido de arcilla se apelmazan de forma que hace difícil el cernido, en ese caso es mejor prescindir de estas.

Hemos visto que en las Tablas de dosificación hay mezclas de 1 parte de cemento para 7 y hasta 16 partes de tierra, según el contenido de arena. Podrá notarse que el material de tierra-cemento hecho con tierras que sólo contienen una parte de arena (1 dedo en la prueba de la botella) resulta más costoso que el fabricado con tierras que tiene de 3 o 4 partes de arena (3 o 4 dedos en la botella.) Por la razón anotada, si la tierra de que se dispone tiene una proporción muy baja de arena debe hacerse una de tres cosas (1) Añadir una mayor cantidad de cemento, cosa antieconómica en la mayoría de los casos; (2) Mezclar a la tierra original otra tierra que tenga mayor cantidad de arena, o (3) Añadir a la tierra de que se dispone, suficiente cantidad de arena pura, aunque haya que acarrearlo desde otro sitio, solo es cuestión de sacar números a ver cual nos favorece mas económicamente.

Una vez que la tierra se haya preparado debidamente, se le apila y homogeniza.

Humedad

Ya con la tierra preparada, se le mezcla con la parte de cemento respetando la proporción obtenida con la dosificación y se le agrega con especial atención la cantidad de agua necesaria para que el producto final sea el adecuado.

Muchas veces por comodidad en el batido de la mezcla erramos al proporcionarle demasiada agua que hace fácil la labor del batido y acarreo.

De una buena calidad, son responsables las proporciones adecuadas tanto de los materiales secos; tierra y cemento, como del elemento líquido, el agua. Este último puede decirse que es el factor primordial, ya que si la mezcla se hace demasiado seca o exesivamente húmeda, ambos estados físicos se reflejan mas en el manejo del material y posteriormente en la consistencia y durabilidad del mismo.

Existe una proporción medible para el agua, pero sabemos que en la practica nunca se lleva esta contabilidad a cabo, por lo que la manera mas fácil de medir es por medio de la observación. Para la adecuada humedad de la mezcla esta debe ser pastosa y no desparramarse hacia los lados cuando se sirva, debe tener consistencia y cierta plasticidad. Si al servir corre como el lodo (muy humeda) o por el contrario esta se parte o abre(muy seca), son indicios de una mala humedad. El agua a utilizar en la mezcla debe ser lo mas limpia posible, pues el agua sucia reduce también la resistencia de la mezcla por contenidos grasos o químicos que perjudica la resistencia del material.

Una forma sencilla de hacer la prueba es la siguiente, una vez hecha la mezcla se toma un poco con las manos y se amaza formando una pelota lo mas redonda que se pueda, con la bola en mano se deja caer desde una altura de aproximadamente 1,20 m o el brazo estirado sobre un suelo limpio y duro.

Si al caer la bola se ha desbaratado, significa que la mezcla posee bajo contenido de humedad, osea muy seco. si por el contrario la masa permanese entera pero aplastada, quiere decir que el grado de humedad es satisfactorio y ya podemos comenzar a utilizarla.

Manejo de la mezcla

Para preparar la mezcla, debemos tomar como medida de materiales bien sea el cuñete o la carretilla, según la cantidad a preparar.
La base de toda preparación será la del cuñete y este debe utilizarse para todos los materiales incluyendo el cemento y agua, según la tabla de equivalencias que doy a continuación:

Equivalencias:

1,75 = Cuñete y tres cuartos

1,50= Cuñete y medio

1,25= Cuñete y cuarto

1 Saco de Cemento= Cuñete y medio

1 saco de cal=1 cuñete aprox. (dependiendo del país productor)

1 Carretilla= 3 cuñetes

1 Cuñete= 18,5 lts.

Por ejemplo, si se necesita preparar una mezcla de 10 a 1, se mediran diez cuñetes de tierra preparada, a la que se mezclará 1 cuñete lleno de cemento.

Por otra parte si necesitamos preparar la misma proporción pero en mas cantidad tenemos que 1 carretilla son 3 cuñetes, por lo cual se traduce que para preparar la misma proporción pero en mayor cantidad, tenemos 10 carretillas=30 cuñetes de tierra por 1 carretilla de cemento=3 cuñetes de cemento.

Una vez medida la tierra a preparar, se le extiende en una capa de 4 a 6 dedos de espesor, sobre la cual se extenderá el cemento previamente medido, tratando de cubrir toda el área de tierra. Luego se comenzará a palear, dando vueltas con la pala la mezcla hasta adquirir un color homogeneo, el cual indica que la mezcla está lista para recibir el agua.

Muchas de estas preparaciones por no decir todas, se acostumbra a que una vez regado el cemento se procede a mezclarlo con el agua sin antes palear la mezcla previa de tierra y cemento, lo que deja zonas sin recibir este último, produciendo problemas posteriores en la obra ya que estas partes tienden a esboronarse por la falta de dicho elemento; en resultado una construcción debil y de muy baja calidad.

Por ello es de suma importancia que la mezcla resulte siempre de un color homogeneo en todas sus etapas.


Una vez que la tierra y el cemento han sido debidamente mezclados en seco, se les extiende con lo pala para ir humedeciéndolos poco a poco, a la vez que se les palea hasta que la humedad sea uniforme. Si la tierra ha sido humedecida por la lluvia no necesita que se le añada más cantidad, de agua. Desde luego, la determinación exacta del grado de humedad de lo mezcla es bastante difícil, ya que la arcilla contenida en la tierra absorbe agua en cantidades que no se pueden determinar con métodos que sean rápidos a la vez que prácticos.


Una vez obtenida la mezcla deseada, comenzaremos su utilización para los diferentes componentes de la etapa constructiva, recordando siempre en los vaciados de intruducir una varilla larga dentro del concreto, golpeando suave pero repetidamente, a fin de que no queden espacios con aire dentro del vaciado y se cree un elemento monolítico al finalizar esta.